SALAMANCA

Castillo de Buen Amor

Quiero impresionar a mi reina con una visión especial de Salamanca y dando vueltas por la Red, encuentro lo que buscaba, un auténtico castillo dedicado al Buen Amor.

http://www.buenamor.net

Hacemos la reserva y emprendemos el viaje por la vía de la plata, las tierras salmantinas en verano son secas, hasta donde alcanza la vista.

Hay que salir de la autovía a 20 Km de Salamanca y coger un camino hasta la puerta de la fortaleza, protegida por un enorme foso, que en su tiempo era todo de sillería con fieras o agua con cocodrilos.

Cruzamos el puente y entramos en este universo aparte, de muros inmensos que nada mas penetrar, infunde su espíritu tranquilo y especial.

Castillo de Buen Amor en Booking

La recepción es acogedora y da el verdadero sentido de este complejo hotelero, que en realidad es una casa, donde los huéspedes aprenden a vivir en un palacio como si fuera su hogar.

La recepcionista es muy amable y nos recibe en su mesa llena de libros, al tiempo que nos entrega la llave de nuestra torre con vistas a la piscina.

El dueño del castillo nos recibe y como buen anfitrión nos hace sentirnos en casa, mientras nos enseña en una breve visita guiada los salones, patio, torreones y demás misterios de este monumento nacional del siglo XI - XV

Otros visitantes ( Pilar Carrizosa)

Un poco de historia

El Castillo de Buen Amor situado en Topas, también llamado Castillo de los Fonseca y Castillo de Villanueva de Cañedo, originario del siglo XI fué construido en su totalidad en el XV. Por sus almenas se paseó el Rey Fernando, la cadena labrada a la entrada del castillo así lo revela, seguramente pensando en su proyecto de la unidad política de España, en su camino hacia la batalla de Toro contra Juana la Beltraneja.

Don Alonso Ulloa de Fonseca Quijada, también conocido como Alonso de Fonseca Quijada reconstruyó el Castillo, convirtiéndolo en su vivienda habitual y compartiéndolo con su amante y madre de sus 4 hijos, doña Teresa de las Cuevas, la historia de amor de ambos ha hecho que a través del tiempo el nombre del castillo sea, el de Buen Amor.


El castillo tiene unas estancias magníficas, y pasadizos por donde seguramente corrían los amantes para obtener sus favores.

El lema del Obispo El Amor por encima del mundo. “Cum Tempore.”
Alonso de Fonseca, capellán de Juan II, estuvo al frente del Obispado de Ávila, luchó como capitán en la Batalla de Toro, era un ferviente de los Reyes Católicos.
En todo caso, historias de amor y amantes en un castillo - palacio que es en la actualidad Monumento Artístico desde 1931 de estilo gótico con muros de hasta 3,60 metros, un foso de 15 m. de ancho y 8 m. de profundidad. Sus 4 torreones dirigidos a los 4 puntos cardinales y la Torre del Homenaje con 14 m de lado.


El patio gótico central, es el centro en torno al cual se estructura el castillo, con columnas sin capiteles muy elegantes, salones amplios con chimeneas perfectamente conservadas, mobiliario de época y los escudos de armas del Obispo Fonseca.

 

 

 

Vivir entre muros de 4 metros, es la solución perfecta a los calores del verano castellano y, si los arquitectos de aquella época tenían algo en mente, era hacer las cosas para perdurar en el tiempo como dice el lema del castillo, "CUM TEMPORE" por encima del tiempo.

Los relojes parecen detenerse cuando abres las maletas, sientes que te conviertes en parte de la historia de estos muros de piedra caliza, que son protagonistas de la decoración de las habitaciones.

El silencio y el frescor de este micro clima interior lo envuelven todo, e invitan desde el primer instante a imaginar tiempos pasados, a sentirse al menos rey de este feudo que la modernidad ha hecho confortable y romántico.

Protagonista de la habitación, es una enorme cama coronada de cojines y almohadas, a la que es difícil resistir al menos para retozar un instante y comprobar que dos, caben de sobra.

En las paredes, una decoración sobria con láminas de los personajes de la historia de España y muebles clásicos en su justa medida.

Los baños rompen con colores intensos y un mobiliario mas vanguadista, al que la pizarra dota de elegancia con su oscura calidez.

 

Es difícil recordar si vinimos en automóvil o en una calesa con la guardia de caballeros, atravesando los páramos, tirados por 4 hermosos caballos blancos que ahora reposan en las caballerizas, tras alguna escaramuza con las huestes del Rey moro y si la dama con la que comparto este lecho principal es realmente una reina.

 

Pero si algo es seguro, es que, ser rey es algo a lo que uno se acostumbra deprisa y las sensaciones que me invaden parecen confirmar que este castillo esta hecho a mi medida.

Acceso a Internet en las habitaciones, tv plana y DVD, nevera mini bar o caja fuerte son las cosas que tiene la modernidad.

 

Este castillo propiedad de la familia Fernández-Trocóniz acumula numerosas leyendas, pero Fernando, el hijo menor encargado y estupendo anfitrión no le da ninguna importancia a los buscadores de fantasmas, que de vez en cuando recaen tras éstos muros.

Es muy divertido jugar a revivir la historia y sentir la fantasía de lo que pudieron ser esos tiempos pasados, pero somos agnósticos y nuestra visión científica nos limita a la hora de ver fenómenos paranormales.

Fernando nos habla con cariño de su abuelo que fué, el verdadero artífice de lo que es hoy este hotel.

Castillo en la Wikipedia

Restaurar y dar forma a este conjunto monumental, hasta convertirlo en hotel de 41 habitaciones, abierto en el año 2003 fue una gran obra, con mucho mérito habiendo conservado el ambiente familiar, un acierto.

 

 

 

 

 

 

 

Salimos al caer la noche hacia Salamanca y tras aparcar en un parking, nos encaminamos a la Plaza Mayor que rebosa vida, un murmullo suave invade este recinto cuadrado, que resplandece como si fuera de oro, con la perfecta iluminación que realza las figuras de piedra que adornan las fachadas.

En cada esquina, una tuna hace de las suyas, con un corro de turistas encandilados a su alrededor y los camareros se afanan en servir las cientos de mesas, donde tomar un refresco, pero es también un pretexto para observar el trasiego de personas y personajes que deambulan por esta plaza.

Dimos la vuelta completa por los soportales y nos decantamos por El Reloj de la Plaza, un bar de pinchos bien diseñado y mejor abastecido de manjares en pequeñas dosis, que acompañan nuestra caña. Es importante saber que en el interior del bar todo vale la mitad que en la terraza.

 

Tras la barra una joven y simpática camarera con acento argentino, nos recomienda las mini-pizzas que son realmente originales y deliciosas.

También hay deslumbrantes heladerías con mil sabores, esta vez probaré el de mandarina.

Seguimos nuestro paseo hacia la Casa de las Conchas, actual Biblioteca Pública del Estado y mas alla la catedral nueva donde asistimos a la odisea del espacio, tallada en la piedra de la puerta de Ramos.

Es realmente un placer pasear por estas calles bien cuidadas y perfectamente iluminadas, que hacen de la noche veraniega, el mejor momento para disfrutar de este conjunto monumental.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cinturon de Castidad

Volmenols entrada bien la noche a nuestro hogar medieval, iluminado por fuera y tomamos algo en el bar acompañados de viejas armaduras.

En una pared, un cinturón de castidad nos recuerda lo celosos que fueron los amantes de la época y lo difícil que fue la condición femenina.

En la escalera un guerrero samurai cuida de los huéspedes.

Por todos los salones encontramos libros de pintura y de historia así como una pequeña biblioteca y muchos objetos, algunos deshubicados, que hacen de nuestra estancia un contínuo curioseo por escaleras secretas y pasadizos.

 

 

Samurai

Piscina del castillo

Balcon romantico

 

Fuimos a comer a un restaurante cerca del castillo, "Joaquín" Asador en horno de leña Tel 923310002. Calzada de Valdunciel donde pude degustar un magnifico filete de Choto al punto, acompañado de una ensalada y una botellita de vino de la casa.

Tras este banquete hicimos una siesta en nuestra torre palaciega y tras asegurar una digestión adecuada, bajamos a la piscina que tenemos bajo el balcón romántico de nuestra habitación, hacer unos largos, me sentaron realmente bien.

La piscina está muy bien cuidada con agua de pozo cristalina y un césped perfecto a su alrededor.

 

Si tienes la suerte de viajar con un buen amigo canino vas a necesitar la ayuda de una pagina especializada para encontrar un hotel que os admita sin problemas ya que viajar con un perro sigue siendo algo inusual en algunos paises.

Mesón Joaquin

Joaquin

Cinfiteria Madrileña

Bufon

 

Textos y Foto Celima y Chuty
Realización Mundos Virtuales S.F . Reservados todos los derechos

CASA RURAL
Casa Rural
Casa Rural
Casa Rural
Casa Rural
Casa Rural Casa Rural
HOTELE
Hotel Palaco de San Esteban
Hotel
Hotel
Hotel
Hotel
Hotel
RESTAURANTES
Restaurantes
Restaurantes
Restaurantes
Restaurantes
Restaurantes
Restaurantes
Para insertar su publicidad contacte con viajados@gmail.com

Este espacio esta reservado a anunciantes de la zona que quieran publicitarse en esta pagina. contacto Tel: 927 32 08 08

Mas alternativas de alojamiento rural
Todas las casas rurales

Selectionofhotels