Acueducto

Rio Jerte

Valle del Jerte

Nuestro viaje por el Valle del Jerte se inicia en Plasencia, que por si sola hubiese merecido toda nuestra atención por gran riqueza histórica y artística. Un buen desayuno nos proporciona la energía suficiente para emprender la conquista de este Valle de las cerezas, que se extiende hasta Ávila, al pie de la Sierra de Gredos.

El periódico regional "Hoy" anuncia a toda página el paso de la vuelta a España por el Valle del Jerte, con salida en Plasencia. Así que decidimos adelantarnos unos kilómetros para ver el paso de los ciclistas a pie de carretera.

Tras la escoba de la carrera continuamos hacia nuestro destino en el pueblo de Jerte, (que comparte nombre con el río y el valle) en busca de nuestro hotel spa "Túnel del Hada"

La carretera N-110 acompaña al río Jerte a lo largo del valle uniendo todos los pueblos entre Plasencia y Ávila.

Catedral de Plasencia

Vuelta ciclista Espaņa

Baņo

Fachada del hotel

Tras pasar por recepción y formalizar nuestra estancia nos instalamos en una habitación amplia (125€). Ahora nada tan apetecible como una relajante ducha, contemplando de reojo la cama de dimensiones generosas (2X2).

Este hotel es fruto del esfuerzo y la voluntad de crear en Extremadura lugares especiales, que ofrezcan algo más que calidad. La construcción es reciente pero respeta los usos locales, y se integra con naturalidad en el entorno gracias a una fachada de balcones estilo tradicional.

En el primer piso, tras una hermosa puerta de madera, descubrimos la Sala de Masaje y Cosmética. Con propuestas tan sugerentes como la "Cobertura corporal de chocolate" o el "Baño a la uva morada" El balsámico Jacuzzi, Hamman, pasillos de ducha y la batería de masajes temáticos.

Nuestra habitación del segundo piso tiene un balconcito más amplio, con mesas y dos sillas. Desde allí se contempla una magnífica vista del valle. Resulta un lugar muy apropiado para disfrutar de un cigarro sin ahumar la estancia.

El parking al aire libre no tiene fácil acceso, pero en las tranquilas calles del pueblo resulta fácil encontrar un hueco.

Se agradece la televisión de plasma, aunque no estaría mal unos canales temáticos más y la posibilidad de ver algún reportaje de la zona.

Cama

Vistas

 

Es fácil tropezarse con  los múltiples restaurantes que han proliferado en la zona gracias al auge turístico. Destaca La Hospedería, local de aires sobrios, donde optamos por el Menú del Día, que por un precio muy razonable, nos permite escoger entre buen número de platos.

Estupendas las creps rellenas de setas, el gazpacho extremeño y los postres caseros. (Menú 12 €) todo incluido.

Me informan que la Hospederia ha cerrado

También encontramos algunas tiendas de productos extremeños,  con toda una gama de exquisiteces basadas en la omnipresente cereza.

Entre todo el surtido de recuerdos y manjares de estas tiendas, la estrella es una nevera bien provista de botellas de agua fresca: el producto más solicitado en verano, indispensable compañero de paseo (y de habitación sino estás dispuesto a desvalijar el poco asequible mueble-bar).

 

Se venden varios tipos de licores de cereza. Opción interesante para endulzar la noche, aprovechando que no vamos a conducir. El famoso aguardiente, conocido como Kirsch es una delicia para tomar en pequeñas dosis. Originario del Norte de Europa, es el único elaborado de forma artesanal en España, con fruta madura y agua de manantial de la sierra de Gredos. (11.90€)

El licor de cereza está elaborado macerando fruta fresca en aguardiente de cereza y endulzado después con jarabe de azúcar, es muy agradable y equilibrado si se toma bien frío. (8,80€)

La mermelada de cereza (4,80€) se elabora en Julio con fruta fresca y sin usar conservantes. Es un producto artesanal muy agradable, que no puede faltar en los desayunos.

Sorprende encontrarse, donde uno menos lo espera, con una elaborada y variadísima artesanía de Alabastro.

 

 

En el Jerte la Naturaleza y el hombre trabajan de la mano. Descubrimos orden y estructura: los robles cubren una alfombra de helechos. Castaños y cerezos dividen en dos la umbría y la solana. Con las raíces hundidas en los márgenes del rio se alzan alisos, fresnos y sauces. Si buscamos, podemos tropezarnos con el sagrado y venenoso tejo, el acebo y el más escaso abedul. Los tres protegidos. La fuerza del agua ha modelado con el tiempo inmensas rocas de granito y ha regado infinitos huertos.

Valle arriba, a escasos kilómetros del pueblo, La Garganta Beceda  es un lugar de cuento de hadas. Incluso en lo peor del verano se siente el frescor que desciende montaña abajo. Agua trasparente para llenar las piscinas naturales que jalonan el río. El ojo atento puede sorprender a las esquivas nutrias mientras acechan  a alguna trucha despistada.

Cuando cae la tarde el sol  incendia el horizonte valle abajo y la noche se adueña mansamente de las montañas. Volvemos al pueblo, con la idea de cenar algo ligero en una terraza antes de regresar al hotel.

 

 El Valle del Jerte es conocido en todo el mundo por contar con un millón de cerezos que a finales de Marzo florecen al unísono, cubriendo las laderas con una nieve de pétalos. También es apreciado por sus veranos templados y la colección de gargantas de agua fría con derecho a baño.

 En cada esquina me seduce un detalle nuevo, la viga milenaria que sujeta una cubierta, aquella  ventanita bordeada de cal o ese zócalo de color cereza.

Algunas casas de este valle reclaman ser consideradas patrimonio nacional y conservadas como verdaderos monumentos.

Es increíble lo bien que crecen las plantas en este microclima. Los balcones rebosan vida vegetal. El  césped natural tolera el verano sin agua, cosa imposible más al sur.

Tiendas

  • Alabastros Artesanía Valle del Jerte
  • Francisco García Santos Alabastros Jerte
  • Alabastros Garcisa
  • Maninas. Tienda Artesana

La naturaleza lo invade todo con la ayuda del hombre en este valle. Los robles encubren una alfombra de helechos, los castaños en la umbría y los cerezos en la solana, junto al río alisos, fresnos y sauces. Si buscamos más podremos ver el venenoso tejo, el navideño acebo y el abedul más escaso, los tres protejidos.

La fuerza del agua ha modelado con el tiempo inmensas rocas de granito con su constante fluir y ha regado infinitos huertos.

La Garganta Beceda está a escasos kilómetros del pueblo valle arriba, es un lugar de cuento de hadas donde incluso en plena sequía veraniega se siente el frescor que desciende montaña abajo para llenar las piscinas naturales que jalonan el río Jerte.

Es posible observar en estas aguas cristalinas a la trucha del país y a la confiada nutria, detrás de su presa.

En el cielo todo un rosario de grandes aves: cigüeña blanca y negra (ésta última con mucha suerte), el milano vigilante y, más arriba, el águila real y el buitre cabalgando sobre las térmicas.

Entre los mamíferos que habitan estos bosques destacan el gato montés y la jineta. La montaña es, por supuesto, indiscutible dominio de la cabra montesa.

Cuando cae la tarde los colores del cielo incendian sin destruir nada el horizonte valle abajo y la noche se adueña de las montañas, nosotros volvemos al pueblo con ganas de cenar algo ligero en una terraza antes de volver al hotel.

Lista de Restaurantes

  • Túnel del Hada
  • Napoleón
  • Los Pilones
  • Camping
  • La Caldera
  • Los Naranjos
  • Los Arenales
  • Valle del Jerte
  • La Cabaña

La noche es un remanso de tranquilidad y frescor. En estas  latitudes hay que aprender a aprovecharla al máximo.

En el jardín del hotel es posible tomar algo hasta las doce de la noche. El ambiente es muy detallista y la iluminación en concreto me pareció fantástica.

De hecho uno de los aspectos más cuidados en la decoración de este hotel es sin duda la iluminación. Buen gusto y sentido común tanto en interiores como en exteriores. La luz es siempre protagonista.

Dormir en una buena cama, sumergidos en un perfecto silencio,  es algo que los de ciudad sabrán apreciar.

Por la mañana decido probar la piscina de agua fría y cristalina. Me despierta y tonifica al máximo. A estas horas soy el único bañista,  así que disfruto a solas del chorro de agua y las vistas a la montaña.

El desayuno, hasta las 11h.  Un pequeño bufet en el salón abierto al patio (10 €). Tras el zumo de naranja recién exprimido nos ofrecen jamón ibérico para cargar las pilas.

Es el momento de ojear la prensa sin prisa y mojar en el café la bollería con mermelada de cerezas.  De fondo suena  una flauta dulce. Todo parece perfecto.

Hoy es jueves y en la plaza se celebra el mercadillo semanal. Una ocasión única para participar de la vida local. Allá vamos.

 

Cerezo en flor

Parador

Aceite de Romero

Castañas en almibar

 

En primavera el Valle se llena de flores y éste es uno de los espectáculos más impresionantes de la naturaleza en Extremadura.

La primavera va subiendo por el Valle a medida que florecen los cerezos y este es un reclamo turístico, que convierten la única carretera en una procesión de visitantes.

Cerca de Tornavaca está el Parador, que es una de las tiendas al aire libre más auténticas del valle, recomiendo las castañas en almíbar y las cerezas pasas, pero la gama de productos caseros es extensa.

También hay numerosos puestos donde venden cerezos en macetas.

 

En la parte baja del Valle está el la Reserva Natural Garganta de los infiernos, con un estupendo servicio de rutas a caballo.

 

 

 

Piscinas en el valle del Jerte

 

Jerte

*Piscina Natural EL NOGALÓN
(Con chiringuito)
*Piscina Municipal

Cabezuela del Valle

*Piscina Natural LA PESQUERONA (Con chiringuito)
*Piscina Natural EL SIMÓN (Con chiringuito)
*Piscina NaturaL LA PICAZA
*Piscina Natural EL VAO (Con chiringuito)

Navaconcejo

Piscina Natural
*Charco La Mora. 
*Charco del Pilar. 
*Charco El Cajón.

Rebollar

*Piscina Natural charcos a lo largo del río.

El Torno

*Piscina Natural LOS POZOS
*Piscina Natural LA ALAMEDA DEL PINO (Con chiringuito)
*Piscina Municipal

Casas del Castañar

*Piscina Municipal

Cabrero

*Piscina Natural en la Garganta del Rabanillo.
*Piscina Municipal

Valdastillas

*Piscina Natural

Tornavacas

*Piscina Natural en el río Jerte

Piornal

*Piscina Natural en la garganta Bonal charcos del Calderón y del Caozo.
*Piscina Municipal

Barrado

*Piscina Natural en la Garganta del Obispo
* Piscina Municipal

 

 

Flor frl cerezo

Cerezo en flor

 

Textos y Foto Celima y Chuty
Realizacion Mundos Virtuales S.F . Reservados todos los derechos
Mapa del Valle con todos sus pueblos y carreteras.

CASA RURAL
Casa Rural el Caminantre 70 Km Casa Rural Casa Rural Casa Rural Casa Rural Casa Rural
HOTELE
Hotel
Hotel
Hotel
Hotel
Hotel
Hotel
RESTAURANTES
Restaurantes
Restaurantes
Restaurantes
Restaurantes
Restaurantes
Restaurantes
Para insertar su publicidad contacte con viajados@gmail.com

 

Tope Casa Rural

Este espacio esta reservado a anunciantes de la zona que quieran publicitarse en esta pagina. contacto Tel: 927 32 08 08

La Vera un castillo para dos

Invitar a una dama conocer la Vera y dormir en el castillo de
Carlos V es una de las propuestas mas refinadas para el verano.

Mas alternativas de alojamiento rural